Transformemos los cambios en Oportunidades

¿Qué es el metaverso y qué oportunidades entrega?

¿Qué es el metaverso y qué oportunidades entrega?

Imagina que pudieras visitar un mundo virtual a través de una especie de alter ego con el que fueras capaz de interactuar con otras personas, además de poder efectuar actividades como juegos o hacer negocios, entre muchas otras. Todo lo anterior es parte del metaverso, un concepto que está cambiando la forma de entender la realidad.

Pero ¿qué es el metaverso?

Básicamente, se trata de un mundo virtual tridimensional en el que los usuarios pueden interactuar entre sí y realizar diversas acciones tal como lo hacen en el cotidiano, pero en un entorno digital.

Este concepto no es algo nuevo: fue acuñado por primera vez en la novela “Snow Crash” (1992) -escrita por Neal Stephenson-, en la que se desarrolla la historia de un repartidor de pizza que personifica a un samurái dentro de una realidad virtual inmersiva llamada metaverso.

Además, algunos videojuegos como Second Life, Minecraft o más recientemente la versión online de GTA V han sido, sin quererlo, versiones primitivas de este concepto de espacio virtual.

Sin embargo, durante el último tiempo el término metaverso ha servido para definir a Meta, el universo virtual con el que Mark Zuckerberg pretende revolucionar las interacciones sociales.

Pero este entorno digital que emula la realidad no es algo exclusivo de Meta, ya que compañías como Apple, NVIDIA o Microsoft ya trabajan en sus propias versiones de metaverso.

¿Qué oportunidades ofrece una realidad virtual inmersiva?

Comprender qué es el metaverso es indispensable en la actualidad, pues se trata de un concepto que abre las puertas a una nueva era en lo que a estrategias digitales respecta. Al saber para qué sirve y qué utilidad puede tener para las personas, las empresas pueden marcar la diferencia y ganar terreno con respecto a la competencia.

Aquí, es importante entender que el metaverso es posible gracias a elementos propios de la web 3.0 -como la inteligencia artificial y la tecnología blockchain-, los cuales permiten la interacción entre usuarios y las transacciones.

Blockchain: descentralizando procesos

La cadena de bloques es un tipo de tecnología que descentraliza las operaciones en la Web, haciendo que el historial de las acciones en torno a un activo digital sea totalmente transparente e inalterable.

Imagina un documento creado en Google Drive que es compartido con varios usuarios: puedes hacer modificaciones y el resto de los participantes las verán en tiempo real. Todo cambio supone un nuevo bloque a esta cadena, y todos verán una misma y única versión, facilitando la transparencia de las acciones.

En el blockchain, cada uno de estos bloques no depende de una plataforma en específico -como Google-, sino que se registra en una base de datos descentralizada gestionada por todos los usuarios participantes. Esto es lo que se conoce como tecnología de contabilidad distribuida (DLT).

Así, las personas pueden transferirse dinero entre sus cuentas sin necesidad de bancos que funcionen como intermediarios, o pactar contratos en donde no sea necesario un tercero para garantizar el cumplimiento de lo acordado (smart contracts).

Token no fungible (NFT): el valor de los activos digitales

La tecnología blockchain también es la base estructural de los tokens no fungibles (NFT), activos únicos e irremplazables que valorizan el entorno digital al relacionar objetos virtuales con un certificado de autenticidad.

De igual manera, los NFT permiten que los dueños de estos activos sean quienes los administren, eliminando la necesidad de entidades financieras y otorgando mayor dinamismo y autonomía a las relaciones entre usuarios.

Se denominan “no fungibles» porque no son sustituibles y no se consumen al ser utilizados. Siendo así, un NFT puede ser desde un archivo de audio hasta una fotografía. Lo importante es que se trata de un elemento único e irremplazable.

Un ejemplo de lo anterior es la “venta” del primer tweet de la historia en 2,9 millones de dólares. Y no es más que un tweet, pero con un valor único.

Para entenderlo mejor, piensa en una escultura hecha por un artista famoso: al contemplarla no se consume, no puede ser sustituida y tampoco duplicada (pues es única). En el formato digital, esto lo garantiza el blockchain.

En el metaverso, los NFT son indispensables para construir una realidad con elementos únicos, así como para sustentar una economía digital descentralizada, facilitando la interacción entre los distintos metaversos, lo que abre un enorme abanico de oportunidades para las fintech.

Metaverso en el MWC 2022

Este espacio virtual fue uno de los ejes del Mobile World Congress 2022la feria de tecnología móvil más grande del mundo que tuvo lugar en Barcelona entre el 28 de febrero y el 3 de marzo.

Durante el evento, Movistar Empresas estuvo presente a través de un stand digital en el metaverso, además de uno físico de aproximadamente 1.000 metros cuadrados.

En la oportunidad, la compañía presentó diversas innovaciones, como la solución de Telepresencia Holográfica y el Mantenimiento predictivo con drones 5G, las cuales se basan en elementos propios de la Web 3.0, como inteligencia artificial (IA) y el análisis de datos.

Uno de los encuentros más interesantes de la instancia fue la Conferencia Magistral 7: fintech y metaverso, en donde diversos expertos abordaron las oportunidades que el mundo virtual ofrece para el sector financiero, principalmente, derivado de protagonismo que los NFT han adquirido en la actualidad.

Lo anterior significa la apertura de una gran gama de oportunidades para las empresas relacionadas con el área fintech, pues tendrán un mundo virtual dentro del cual podrán:

  • Interactuar con sus clientes de forma cercana, construyendo relaciones de valor
  • Ofrecer sus servicios para actividades dentro y fuera del metaverso.
  • Innovar en estrategias de marketing.
  • Capacidad de utilizar criptodivisas como medios de pago.

El metaverso es el presente y el futuro en lo que a digitalización respecta, una tecnología que ofrece grandes beneficios tanto para los usuarios como para las empresas que busquen innovar en sus procesos, adaptándolos a esta nueva y emocionante realidad.

Otras noticias

Menú